civiNova.com

La ciudad de la cultura

ISSN 1989 - 5658
 Suscríbete: Rss 2.0  Rss  Atom

untitled 6La angustia que nos produce nuestra propia existencia alguna vez encuentra una salida. Magnética la han encontrado en forma de metáforas que dibujan canciones, y lo han hecho con una pátina más oscura en sus composiciones y a la vez más madura, que reflejan muy bien el camino andando hasta la fecha. Los matices que ya se intuían en su anteriores trabajos ya son firmes en este EP titulado Perdita Mundi o Mundo perdido, como si esa necesidad de caos fuese la piedra filosofal necesaria sobre la que reclamar su nuevo estilo. Aksel e Israel eran conscientes de esa necesidad de cambio y sin duda lo han conseguido, pues al matizar sus canciones con estos nuevos sonidos, han llegado a estilizar muy positivamente su estilo, que alcanza su cima en la canción Atlantis, con claras referencias a algunas de las composiciones de los últimos Second, o lo que es lo mismo, ancladas en el brit pop más salvaje. Esos tintes anglosajones son los que Magnética han utilizado para colorear sus canciones como si fueran una doble piel que desde lejos ya nos anuncia un cambio. Transformaciones que generan nuevos hábitos y una nueva vida. En este sentido, su regreso a los escenarios por todo el territorio nacional tiene ya una primera parada de postín en la Sala el Sol de Madrid el próximo jueves 20 de febrero; una fecha que a buen seguro servirá para dar fe de este hecho a todos aquellos que se acerquen a escucharlos. 

Pintado al óleo es el corte que abre el EP con unas enérgicas guitarras que nos transmiten ese nuevo brillo del grupo, cercano desde el inicio a esa necesidad de búsqueda y huida: “quién soy, qué hago aquí… y escapo de sus manos, y estoy muy bien aquí”, y en la que ya apreciamos una forma distinta de cantar por parte de Aksel, como más ajustada a los nuevos ritmos, a veces, incandescentes, y otras, más pausados. Una vertiente de la montaña que prosigue con Estático, donde los sintetizadores asoman sin miedo: “sigue soñando, sigue llorando, este mundo se ha perdido. Sigue luchando, sigue gritando aunque todo esté perdido”, como un perfecto reclamo de la metamorfosis total reivindicada por parte de Magnética, y a la que acompañan, unas magnéticas guitarras con riffs de crudeza incluidos, pues nada es tan raro y difícil como proyectarse en otro universo.

Leer más…

Cyan-Delapso-FrontalCada nota de Delapso está concebida y ejecutada bajo el signo de la irracionalidad más universalmente demoledora, la del ímpetu del corazón. Intensos, profundos y rabiosamente inconformistas, así se muestran Cyan en esta nueva entrega que, bajo el nombre de Delapso, nos presentan diez canciones para el recuerdo, y no sólo eso, porque sus proposiciones contienen un leitmotiv tan claro como contundente: el poder de la revolución contra lo impuesto. Sí, estamos ante diez canciones cuyo arrebato compositivo y musical nos atrapa y nos arrolla hasta trasladarnos a un terreno de aguas turbulentas; pero qué mejor que una propuesta de canciones emocionalmente demoledoras para los tiempos difíciles y de cambio que estamos viviendo, que como su música, nos hacen reflexionar y enarbolar el estandarte de la furia y la fuerza de los objetivos imposibles. Cyan ha transformado la rabia incontenida de sus ideas en una suerte de banda sonora que despliega sus dotes musicales como un manto infinito sobre nuestros sentidos hasta cubrirlos de una forma perfecta. Asistimos al nacimiento de unos nuevos Cyan que, sin abandonar nunca su esencia, han poblado Delapso de tiempos más intensos y oscuros; unos tiempos donde las guitarras nos descubren todo una amalgama de matices atemporales y que son la pura esencia de una música que está concebida para permanecer largo tiempo en esa vida paralela a la real, esa que se compone de pequeñas y grandes dosis de entusiasmo y magia como sólo las canciones de Delapso nos saben proporcionar. Además, Javi Fernández alcanza una madurez compositiva digna de mención, con unas letras contemporáneas y a la vez atemporales que nos describen la esencia del ser humano con mucho acierto y nitidez; una claridad a la que se suman Gorka Dresbaj, Jordi Navarro y Sebastián Lomongi para conformar el armazón perfecto de lo que a buen seguro va a ser uno de los discos del año 2013, pues por mucho tiempo que quede para llegar al final del mismo, muy pocos grupos serán los que alcancen el nivel que Cyan despliega en este memorable Delapso.

Leer más…

Lo mejor que se puede decir de este libro, y no es poco, es que estamos ante un tratado (muy bien escrito) sobre la vida, lleno de ironía y preñado de una sencillez (a veces bucólica) que desemboca en una rápida lectura, pero que al final, te deja con ganas de más chicha. Sin embargo, ese sin duda fue el afán de la autora, pasar de puntillas por la biografía de los hombres que poblaron su vida, para centrarse en los numerosos y variados perros que la mayor parte de sus días la acompañaron y la hicieron feliz a lo largo de su existencia. Tanto es así, que desde el principio de esta autobiografía de ámbito perruno, la autora nos deja muy claro su predilección por los canes en detrimento de la raza humana. El afecto sin límites ni contrapartidas que un can es capaz de dar sin esperar nada a cambio, es para Elizabeth Von Arnim, suficiente muestra de generosidad, y sobre todo lealtad, para mostrarse firme en sus aseveraciones.

Leer más…

Sobre civiNova

Revista digital, red social, creación y
hosting de webs culturales.
ISSN 1989 - 5658
Contacto: redaccion (arroba) civinova.com

Twitter