civiNova.com

La ciudad de la cultura

ISSN 1989 - 5658
 Suscríbete: Rss 2.0  Rss  Atom

Sección: Arte

Portada23Editorial
Lola Buendía Directora de TERRAL www.revistaterral.com
LA LECTURA EN CRISIS

Empieza el año 2017 y volvemos a escuchar cuestiones parecidas a las de otros años:

Hay más escritores que lectores. Los españoles leen poco o nada. Las editoriales se quejan; las librerías se ven obligadas a cerrar; a las bibliotecas les han recortado los fondos…Es urgente un plan para el fomento de la lectura…

Según el CIS el 39,4% de los españoles no leyó ningún libro en 2015. Y el 35% no lee nunca o casi nunca. De nuevo las estadísticas no me aclaran mucho. ¿A qué tipo de lectura se refieren? ¿Cuál es el perfil del lector que lee? ¿Dónde se lee más? ¿En qué tramo de edad se realizó la encuesta? ¿Se evalúa en ellas la lectura digital, y cómo?

Que España no es país de lectores, es un hecho recurrente. Sin embargo, hay un exceso de publicaciones tanto en papel como en digital. Pequeños editores se han lanzado a publicar reduciendo el coste de los libros. Con la aparición del ebook, los soportes digitales, las tabletas…, se ha resentido el papel, y las grandes empresas se adueñaron del mercado. Algunas librerías se vieron arrastradas al cierre y muchos artesanos del libro tienen que empaquetar sus herramientas.

El perfil del lector joven ha cambiado y ya no se interesa tanto por la narrativa tradicional en soporte papel y se inclina por el digital. Otro factor es el auge de la narrativa transmedia que se mueve en varios formatos a la vez: comic, series, novela gráfica, libros, tabletas digitales, internet, móvil…, donde los lectores pueden interactuar, amenazando al sector de las librerías y editores al uso, si no se adaptan a las nuevas tecnologías.

Si observamos, veremos que hoy la secuencia del márquetin comercial para captar interés y audiencia suele ser: serie televisiva – gancho publicitario  libro – cómic – formato digital – descargas en internet… De nuevo la imagen echando un pulso a la lectura, o quizás sirviendo de acicate a potenciales lectores. Varios ejemplos recientes los ilustran: Harry Potter, Juego de tronos, El señor de los anillos…han propiciado que las librerías y los editores vendieran libros como nunca.

Otro año más vuelve a elaborarse El plan de fomento de la lectura del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Al parecer, los anteriores no han dado el resultado esperado. Los cinco objetivos generales que contempla El Plan, vuelven a ser tan inconcretos, que me recuerdan a más de lo mismo.

En los medios informativos vuelve a repetirse el mismo mantra de todos los  años: hay que emplear más recursos, dar más horas de lectura en las aulas, ofrecer más visibilidad al libro, que Rajoy y los líderes políticos aparezcan con un libro en la mano, dotar mejor a las bibliotecas…

En las bibliotecas de mi entorno lo que sobran son libros y se difunde la lectura en diversos clubes de lectura. Me consta que también se fomenta en las aulas. Sin embargo, me inclino a pensar que no es solo cuestión de más recursos, sino de cambiar la estrategia y adaptarse a los nuevos intereses y perfiles de los lectores. También es lectura la que se hace a través de los numerosos blogs literarios y culturales, en los que se puede participar, así como en las variadas páginas webs que abarcan un abanico temático amplísimo: arte, literatura, historia, ciencia, informativos…, que han desplazado al libro en papel, siempre amenazado, pero que no desaparecerá para los nostálgicos y amantes de este formato.    Estoy segura que encontrarán el medio de compaginar ambos para que la lectura no desaparezca.
Lola Buendía López– Directora de la Revista Terral – ISSN 2253-9018

cartelEl artista se diferencia del resto por su forma de mirar el mundo y la realidad que le rodea. Y no sólo por eso, sino también por la transformación que se produce en su interior y que le lleva a reinterpretar lo que sus sentidos le dictan. Así, arte y percepción se convierten en el vehículo conductor a través del cual los artistas, ya sean éstos plásticos o no, modelan el universo que les es proporcionado por la expresividad de sus sentidos en una suerte de transformación de la realidad. Si en vez de referirnos a un único autor, unimos a muchos de ellos, tendremos un caleidoscopio compuesto por las múltiples percepciones de la realidad. Eso es lo que podemos experimentar al visitar la Phillips Collection en el Caixa Forum de Madrid, donde la selección de obras que Duncan Philips inició a principios del siglo XX, le llevó a poseer una de las mejores colecciones de arte del mundo y a abrir el museo que lleva su nombre en la ciudad de Washington en 1921. Sin embargo, en su afán recopilatorio, no sólo precisó del dinero necesario para ir comprando los cuadros, sino que también contó con el don de la oportunidad y del gusto al ir adelantándose de una forma más que reveladora al devenir de las diferentes corrientes artísticas que van desde el siglo XIX hasta mediados del XX, con una sinergia de aciertos entre obra y artista dignas de mención y alabanza. Gracias a él y a esta exposición comisariada por la conservadora de la Phillips Collection, Susan Behrends Frank, podemos contemplar y admirar las diferentes formas que la realidad ha adoptado a lo largo del tiempo bajo la mirada de los artistas que la han reinterpretado. Así, no es lo mismo acercarse a las composiciones de Ingres o Cézanne que a las de Matisse o Picasso, sólo por poner un ejemplo. Estas diferencias, sin duda, van aparejadas también a los profundos cambios políticos y sociales experimentados por el mundo en apenas un centenar de años, lo que conllevó un cambio en las costumbres y en la forma de vida. No obstante, las convulsiones y diferencias de las obras pictóricas de los diferentes artistas, no se refieren sólo a las formas, sino también a los colores y a esa simplicidad compositiva que los artistas van experimentando ante la obra de arte, como si la naturaleza misma de la expresión no necesitara de más argumentos que de una composición binaria de colores o de una distorsión total de la imagen y el color, para de esa forma, obligarnos a reinterpretar la obra de arte más allá de sí misma, en una especie de plano intelectual o filosófico que sobrepasa los límites del propio lienzo. En este sentido, expresionistas, impresionistas, cubistas, artistas abstractos y modernos, sin olvidarnos de los paisajistas del siglo XIX, se van deconstruyendo unos a otros en una rueda que, como la vida, no se para, y nos demuestra las múltiples formas de expresión que caben en el mundo del arte, en el que sin duda, destaca sobre cualquier otra característica, la posibilidad de la contemplación por la contemplación, una magnífica herramienta con la que poder llegar a la belleza, y a partir de ahí, a la esencia de la verdad, como demiurgo de la génesis que mueve y sigue transformando el mundo.

Leer más…

Se acaba el verano y el otoño pide paso casi sin darnos cuenta. Comienza un nuevo curso y parece que todo funciona y avanza, todo menos los políticos que aún no se han puesto de acuerdo y seguimos sin gobierno, avocados, si antes no le ponen remedio, a las terceras elecciones en Navidad. Aunque, en apariencia, parece que todo funciona mejor sin gobierno, no es así: la crisis económica en la que estamos inmersos puede empeorar si no se la pone fin a esta situación. Menos mal que siempre nos quedará el arte para poder hacer frente a esta situación de hastío y aburrimiento del panorama político, un escape para hacer más llevadero el panorama actual. Así pues, mis recomendaciones para desconectar este otoño que comienza están en el eje Málaga-Madrid-Bilbao y son:

CACEn el CAC, Centro de Arte Contemporáneo de Málaga, se presenta la primera exposición de David Salle en un museo en España tras más de quince años. En la exposición “Inspired by True-Life Events”, comisariada por Fernando Francés, el artista norteamericano presenta 32 pinturas realizadas desde 1992 hasta la actualidad. En sus lienzos utiliza fórmulas tomadas de diversos campos expresivos con temáticas escenográficas de fuerte impacto emocional. Sus grandes formatos, incluyen una variedad de imágenes que mezclan cultura, palabras y objetos con elementos provocativos.

Leer más…

catTodo es pequeño en el Bosco y su obra (su producción, las tablas de sus cuadros, sus personajes reales y sus figuras inventadas…), si exceptuamos la brillantez de su fantasía, pues ésta no conocía límites. Lo real y lo imaginario, lo posible y lo inaccesible se yuxtaponen en sus representaciones pictóricas de una forma nada casual, pues sus composiciones, al igual que una obra teatral, requieren de una estudiada puesta en escena que nos lleva en cada una de sus pinturas a visualizarlas como cuadros narrativos que nos van contando una historia: la del mundo y sus gentes; la de sus gentes y sus vicios y perversiones; la de la vida real y la de los sueños que se contraponen a ésta, como lo hacen a cada paso la virtud y el pecado, la dicha y la desgracia…, en una concatenación de simbolismos y pinceladas que nos advierten de que no hay posibilidad de encontrar un equilibrio en su punto de encuentro. En este sentido, el mensaje con el que el Bosco dota a sus cuadros nos es transmitido de una forma inteligente: a través de la luz y el color de sus creaciones. La luminosidad que proporciona a sus cuadros, en los que elige el pan de oro o los rojos fuertes sin descuidar su gama de azules (sólo por poner un ejemplo), son como destellos que nos advierten del peligro, pero también de la pasión y la pretenciosidad existente en el ser humano. Muchas son las interpretaciones y reinterpretaciones de sus pinturas, pues en ellas subyace la inteligencia de la mentira que nos proporciona su inagotable fantasía y su exuberante imaginación. Con ellas, nos proporciona un magnífico retrato de la época en la que vivió y de las costumbres religiosas y paganas de sus gentes, pues esa es otra de las características de su pintura: la observación y la plasmación de lo tangible a través de lo onírico, acentuándolo con sus grandes dotes como dibujante y el simbolismo presente en todas sus obras, lo que nos hace pensar en esa duda existencial por el más allá que subyace en su pintura. Una duda que tiene a la muerte como gran protagonista; un miedo, el de la muerte, que retrata y persigue la vida de las personas. El Bosco tampoco es ajeno a él, pues tras ese bello lazo de luz y color de muchos de sus cuadros se esconde ese otro mensaje desalentador de lo efímero de la vida y lo inútil que resulta caer en el pozo de los pecados, advirtiéndonos de que el verdadero camino es el de la virtud. Aunque más allá del mensaje religioso que protagonizan una buena parte de sus pinturas, hay que destacar en Jheronimus van Aken, más conocido en España por el Bosco, su perfil de hombre culto y amante de la literatura, pues ésta, se muestra siempre presente en los temas, tanto religiosos como alegóricos que imaginó y pintó.

Leer más…

vivian_maier_street_photographerVivian Maier, la anónima fotógrafa de la calle, realizó más del cien mil fotografías a lo largo de su vida; FOTOGRAFÍAS que jamás enseñó a nadie. Esa íntima necesidad de la ausencia colectiva, la ensalzan, sin ella quererlo ni saberlo, a los altares de aquellos que hacen de sus pasiones la forma oculta de seguir viviendo. Ese doble plano entre vida pública y vida privada, entre sueño y deseo, ficción y realidad, revierte en el caso de Maier en una suerte de instantáneas que recogen la vida, así, sin más. Vidas oscuras, vidas anónimas, vidas cortadas, a las que ella da luz y protagonismo. Los personajes de muchas de sus fotografías son el símbolo mayúsculo de esas voces sin voz que pueblan las calles de las grandes ciudades de todo el mundo, pero son, también, la transfiguración de un deseo, porque la cualidad del anonimato que tan bien representa Vivian Maier se difumina cuando se autorretrata o roba esos primeros planos a las personas que hace partícipes de su obsesión. Nada se resiste a su mirada, pues su objetivo deambula con soltura tanto por las mudas arquitecturas como por las poses de aquellos que han perdido el miedo a su cámara, acortando de esta manera la distancia de las historias de la calle que tanto le gustaba fotografiar, pues si algo destaca de sus retratos, es la solemnidad que le proporciona a las clases más populares donde, de una forma inteligente, nos provoca admiración, al saber apreciar la belleza de una simple mirada; mirada que, por cierto, nos narra una vida.

Leer más…

Sobre civiNova

Revista digital, red social, creación y
hosting de webs culturales.
ISSN 1989 - 5658
Contacto: redaccion (arroba) civinova.com

Twitter