civiNova.com

La ciudad de la cultura

ISSN 1989 - 5658
 Suscríbete: Rss 2.0  Rss  Atom

Sobre el articulismo

[2 June 2009]
El doctor Gómez Calderón, eminente especialista en columnismo literario

El doctor Gómez Calderón, eminente especialista en columnismo literario

El agosto que murió Umbral las tierras de Madrid, resquebrajadas de calima, lloraron la desaparición de quien innovó el lenguaje en el breviario trasero de una columna periódica. Con su desaparición, los de mi generación supimos empezar a valorar la literatura en los periódicos, o lo que es lo mismo, la urgencia hecha arte. Umbral volvió a señalar un camino que algunos periódicos se comprometen a seguir para mantener la confianza de un lector que, más allá del uniforme presente, busca una respuesta al maremagno de la actualidad para que la sonrisa o el pensamiento amorticen la moneda depositada al quiosquero: y que luego que digan que los periódicos son caros. Y en ese plan.
 
Y es que, con objeto de analizar la columna literaria, la axárquica villa de Vélez – Málaga, la que vió nacer a la Zambrano de la razón poética, acoge cada verano un seminario donde lo más granado de la Universidad, los papeles y el foro han coincidido, bajo distintos pareceres, en estudiar ese personalísimo periodismo que es el articulismo periodístico. Un seminario de verano que, bajo el apasionado amparo del maestro Gómez Calderón ha principiado a dotar de academicismo a un género que ha llevado el ensayo y la greguería a las altas cotas del gran público.
 
Por ello, es de agradecer que ante la insistente tendencia universitaria de analizar el Periodismo, actividad tan fieramente humana, desde la única óptica de la tecnología, profesores como Gómez Calderón tengan la valentía de estudiar con profundidad el articulismo literario e incluirlo regularmente en el plan de estudio de Ciencias de la Información. Entre otras cosas, porque, como refieren los grandes columnistas de este país, la mejor literatura de los últimos años se ha escrito en el papel perecedero de un diario, y la propia columna personal, radical y necesariamente imbricada con la actualidad, ha servido y sirve como genial cauce para la Literatura con mayúsculas, especialmente en estos tiempos en que con un Parnaso en bancarrota se ha de ganar el escribano su sustento.
 
En estas jornadas de Vélez, decía, han convergido estudiosos de la retórica del artículo de opinión y practicantes con fortuna de eso que ha venido siendo el Periodismo Literario, que en los Estados Unidos de América tomó cuerpo en el modo del “Nuevo Periodismo” de Truman Capote, y aquí prosiguió el devenir de una tradición que iniciada por Larra fue perfeccionada por Ramón, Ruano y Camba hasta llegar a los articulistas de hoy. Además, según me cuentan, se ha discutido bastante en estos cursos de terral y estío sobre la digitalización de un “periodismo de opinión” canalizado a través de la bitácora personal, que es un nuevo formato literario que muchos aplaudimos pero de cuya identidad periodística dudamos al estar tan acostumbrados a esa cosa tan romanticona que el aroma del papel impreso y caliente.
 
De igual modo, las conferencias celebradas en la localidad de Vélez – Málaga han servido para que por unos momentos la atención pública se haya puesto en el trabajo, muchas veces vanidoso, de quien vive de tener una mirada tierna, cruel, esquiva o incluso encabronada del mundo; de esos escritores de a diario cuyo trabajo ha de ser analizado por la Universidad como trasmisores de una cultura que debe exigir su revalorización y su identidad ahora que todo aquel que tiene Internet se autodenomina periodista.
 
En todo caso, vaya mi felicitación más sincera a los inestigadores de la UMA por defender empecinadamente con su trabajo académico esta modalidad olvidada de la Literatura que, al menos en nuestro país, goza de una tradición envidiable.
 
 
En resumen, es tiempo para que el fenómeno cultural del Periodismo, que se ha analizado desde tantos prismas, comience a ser diseccionado desde su vertiente más literaria. Para que en la relatividad inmediata del diario, el lector estime que, pese a las prisas de rotativas, son muchos los que en las páginas diarias, como Baudelaire, aspiran a ser sublimes sin interrupción. Y diariamente.

(Extracto de la conferencia “El artículo literario de opinión: permanencia o sepultura de un género puramente español”)

Sección de comentarios cerrada.

Sobre civiNova

Revista digital, red social, creación y
hosting de webs culturales.
ISSN 1989 - 5658
Contacto: redaccion (arroba) civinova.com

Twitter